Menú

Estilista: “Un cambio de look es como un nuevo comienzo”

 No hay comentarios

Muchas mujeres deciden cortarse el pelo o cambiar su look como una forma de dar un giro radical a sus vidas.

Cuando algo nos pasa, cuando superamos una etapa o cuando cerramos un capítulo, muchas tomamos la decisión de cortarnos el pelo o cambiar nuestro look, en definitiva, lo que buscamos es un cambio.

Para la estilista y maquilladora Pamela Rozas, esta determinación tiene como objetivo “dejar lo malo atrás”.

“Estos cambios tienen una carga emocional muy fuerte. Muchas no lo hacen porque quieran verse más lindas, sino para botar o desapegarse de algo, que puede ser una pena grande, un cambio de vida, un giro interno que desean plasmar en un corte de pelo”, señaló la creadora de La Buena Mano, que realiza peluquería y maquillaje a domicilio.

Según relató Pamela, la mayoría de las mujeres buscan dos tipos de cambios, donde uno es más superficial y tiene que ver con cambios pequeños, como el corte de puntas o un peinado en especial, mientras que el otro “es el que hacen cuando algo importante sucede”.

“En general, las chilenas somos malas para cortarnos el pelo, para probar diferentes estilos. Sin embargo, lo hacemos cuando queremos un cambio radical, que tiene que ver más con un cambio interno, que queremos que se vea por fuera también”, aseguró.

“Esto puede ser por ejemplo el terminar una carrera o irse de la casa, como también la pérdida de alguien importante o el término de una mala relación”, agregó Pamela.

Asimismo, recalcó que para las mujeres un cambio de look puede ser como “un nuevo comienzo”, es decir, “ya no soy la misma de antes y quiero que eso se note”.

En su experiencia, la estilista comentó que cuando estas mujeres llegan a sus manos para realizar el cambio, “ya dejaron la pena atrás, cambiaron el switch, y lo que hacen es muy simbólico: cortan lo malo, con la esperanza de que lleguen cosas buenas”.

Por otra parte, para el psicólogo clínico, Giorgio Tamburini, los cambios y las variaciones en general son una forma de externalizar un desequilibrio, “un estado que me obliga a moverme y buscar la manera para encontrar un nuevo equilibrio, para armonizar con el entorno”.

“Son en su mayoría mujeres las que recurren a los peluqueros y a otros tipos de cambios físicos por una necesidad de estar mejor, de sentirse cómodas consigo mismas y de transformarse, tal cual como ocurre con su entorno, que cambia constantemente y se caracteriza por ser dinámico”, concluyó el especialista.

 No hay comentarios
Déjanos tu comentario
*Campos requeridos
volver al inicio